Inicio belleza Entrenamientos increíbles y beneficios durante el embarazo

Entrenamientos increíbles y beneficios durante el embarazo

Las mujeres durante el embarazo experimentan diversos cambios de humor físicos y también en los meses previos a la llegada del bebé. El yoga para embarazadas nos ayuda a conocer y aceptar los cambios, nos ayuda también dentro de bienestar y evitar el estrés del trabajo.
Aunque lo ideal es tener el yoga previamente hecho para saber cómo funciona, nunca es tarde para empezar a practicar y tomando nota de sus beneficios en un escenario tan complejo y gratificante como el embarazo. De hecho, las posturas más moderadas con la que comienzan los principiantes son ideales para una mujer embarazada.
Se recomienda esperar hasta el segundo trimestre de comenzar los ejercicios si usted no está acostumbrado a hacer yoga porque para entonces el bebé habrá desarrollado un desarrollo más avanzado. Sin embargo, al ritmo adecuado, se puede usar tan pronto como desee.
El embarazo

beneficios del yoga para mujeres embarazadas

1) El yoga es la mejor “deporte” para las mujeres embarazadas. Los ejercicios son suaves y fluidos, pero eso no los hace menos exigente. Con la práctica continua, se le tonificar los músculos, mejorar su flexibilidad y equilibrio, y ayudar a mejorar la circulación sanguínea. Gran parte de la atención también irá a la zona del periné para facilitar la ampliación de la pelvis cuando llegue el momento.
Evitar las posturas más extremas y adaptarse a lo que el cuerpo le pide. Poco a poco se dará cuenta de cómo los ejercicios mejoran las actividades diarias como girar en la cama o en cuclillas sin dificultad.
2) Yoga para mujeres embarazadas puede ayudar a aliviar las molestias del embarazo, tales como cambios de humor, dificultad para respirar y tobillos hinchados.
3) Las madres-a-ser pueden tener un tiempo precioso para vincularse con sus bebés.
4) Se les da una gran ayuda en la preparación del momento de la entrega.
5) Uso compartido con otras mujeres en la misma condición crea un importante vínculo emocional y les da mayor confianza en sí mismo.
6) mantiene la flexibilidad y mejora el tono muscular, lo que permite la recuperación rápida después del parto.
La práctica de yoga durante el embarazo puede ser más conscientes de los cambios físicos y emocionales, sensación de plenitud y con la comprensión de la experiencia lo que nos pasa, y sobre todo nos ayuda a sentirse conectados con el cuerpo. La relajación de yoga, además, aumenta la flexibilidad, lo que hace más soportables las tensiones físicas de los músculos y las articulaciones.

Algunos Posturas de yoga para el embarazo

mariposa semi fácil

Sentarse y estirar las piernas. Doble la pierna derecha y coloque el pie derecho sobre el muslo izquierdo en la medida de lo posible. Coloque su mano derecha sobre la rodilla derecha doblada.

Mantenga sus dedos del pie derecho con la mano izquierda. A medida que inhala, mover suavemente su rodilla derecha hacia el pecho. Al exhalar, empuje suavemente la rodilla hacia abajo tratando de tocar el suelo.

 

El tronco no debe moverse. El movimiento de la pierna puede conseguirse mediante el esfuerzo del brazo derecho. Repita con la pierna izquierda. Poco a poco llevará a la práctica en torno a 10 golpes arriba y abajo con cada pierna. Sin intentar demasiado duro.

Poorna Titali Asana

Sentarse y estirar las piernas. Doble las rodillas y coloque las plantas de los pies juntos, manteniendo los talones tan cerca de la zona del perineo como sea posible. Trate de relajarse por completo el interior de los muslos.

Puran Asana
Cierra los pies con ambas manos. rebotar suavemente las rodillas hacia arriba y hacia abajo, como el aleteo de una mariposa suave, abriendo y cerrando la pelvis. No utilice la fuerza. Repetir hasta 20-30 veces. Estirar las piernas y relajarse.

Kati Chakrasana

Comience con los pies separados de medio metro y los brazos a los lados. Inhale mientras levanta los brazos a la altura del hombro en posición horizontal al suelo.
Exhale y gire el cuerpo hacia la izquierda, llevando la mano derecha a la izquierda, y apoyarla en el hombro izquierdo y envolver el brazo izquierdo alrededor de la cintura por detrás.

Kati Chakrasana

Mirar por encima de su hombro izquierdo. Mantenga la respiración durante 2 segundos, inhale y volver a la posición inicial. Mantener los pies firmemente en el suelo a medida que gira. Repita en el otro lado. girar suavemente la cintura sin tirones. Hacer rondas de 5 a 10 vueltas.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En belleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *